Páginas vistas en total

viernes, 26 de octubre de 2018

SEGUNDO CUMPLEBLOG

Otra vez aquí... Ya pasaban unas cuantas semanas de ausencia en las entradas de La Zancada Metálica y, sinceramente, ésta que ya toca a su fin iba a repetir esa suerte...

…pero esta vez no era justo para mi diario ya que, mañana cumple años, un día antes que su autor y dicho sea de paso, unos cuantos años menos.

Debería ser motivo de celebración pero no puedo jactarme de mantener un Blog 2 años cuando en los últimos tiempos las entradas de los miércoles han pasado a ser las del día de la semana que sea y dejando transcurrir mucho tiempo entre historia e historia. Quien sabe si celebraré el tercer año en blanco...

Han habido 2 motivos principales para el cada vez más prolongado silencio, uno bueno y otro malo:

El bueno, que a partir de principios de Marzo volví a trabajar tras 2 años en el dique seco. Además no fue una vuelta al trabajo "normal", sino con una retomada profesión de Formador que fue lo que me propuse cuando me defenestraron tiempo atrás. Los que os dediquéis a la enseñanza, docencia, etc... sabréis el porcentaje de horas que se trabaja en el aula y el que se da el callo en casa con lo cual no es difícil resolver una ecuación con el tiempo libre como incógnita.

El malo... los que seáis lectores habituales podréis intuirlo... El problema médico que tuvo mi hijo... mejor dicho, el tumor que tuvieron que extirparle el pasado Diciembre y todo lo que nos queda de lucha para el resto de su vida me ha agriado bastante el carácter.

Si, soy el primero en notarlo, así que desde fuera no sé como debe verse. Es verdad! Después de aquello publiqué entradas cómicas, y que narices, algunas que me hacían reír a mí mismo mientras escribía, pero no era lo mismo que antes... No tenía ganas de releer y releer los textos para corregir, buscar sinónimos de palabra reiterativas, ni de buscar un estilo coherente, ni de nada que se asemejase a escribir de verdad.

Pero estilos aparte, el humor era algo impostado y no fluyendo naturalmente como tiempo atrás. Antes empezaba a escribir y no sabía cuando parar y ahora era como querer acabar lo antes posible, vomitar el texto y "cumplir"...

Si amigos lectores! Estoy de un arisco que tiro de espaldas, pero aquí sigo... esperando "progresar adecuadamente"...

… y para que esta entrada no quede con un sabor más amargo que el de un chupito de hiel de pollo, os dejo con un regalo anticipado con el que tuvo a bien obsequiarme mi hermano Manel: Una acuarela pintada por él mismo (como no podía ser de otra manera) que representa el quiero y no puedo de aquí el escritor fracasado. Os la dejo para que la disfrutéis ya que del texto de hoy no puede sacarse mucho provecho.

Una vez más: Hasta pronto, amigo lector! (como me gusta esa frase del Storio!)


viernes, 5 de octubre de 2018

LAVAVAJILLAS Vs COTORRA... EL DUELO DEFINITIVO

Llevaba tantas semanas sin escribir que esta mañana he tenido que pedir a mis hijos que me hagan un curso acelerado de escritura. Cuando más o menos ya sabía escribir mi nombre con letra de palo y la ligada iba por buen camino he recordado que los post se escriben con el ordenador... Ahí ya me he quedado solo ante el peligro...

...y hablando de peligros, son de sobras conocidos los riesgos de las comunidades de vecinos. Ya hablé de ellos en otra entrada y también de lo que se te puede venir encima por contar tus impresiones acerca de una reunión de escalera... El caso de hoy no está exento de enfrentamiento si la Cotorra de la que voy a hablar es una secreta seguidora de La Zancada Metálica.