Páginas vistas en total

viernes, 7 de septiembre de 2018

UNA ITV CON POCAS LUCES

Definitivamente el Blog va a ser catalogado dentro de la categoría de la automoción! Con esta van a ser 3 semanas seguidas contando batallitas sobre mi coche! Lo entenderéis! No todo el mundo tiene uno como el mío! Un Citroën C3!!! Exclusive, no vayas a pensar! Efectivamente no todo el mundo por aquí lo tiene... Por aquí veo mucho BMW, Mercedes, Audi, etc... Pertenezco a una extraña elite Sant Cugatenca! Jajajaja!



Bien... hace un par de días tenía cita en el servicio ITV más cercano para, un año más, dar certificación con etiqueta de anís del mono incluida de la seguridad incólume e indiscutida de mi vehículo! Al contrario que todos los años anteriores no tuve que acudir al mecánico con prisas debido a luces de cruce fundidas, bombillas de freno que no quieren detenerse ni luces antiniebla que no se encuentran a si mismas... Un año entero totalmente iluminado! Bueno... al menos mi coche... el conductor ya es otro cantar...

Es cierto... la única causa para no ir al mecánico antes no era mi potencia lumínica, sino que estaba "amenazado" con que en la próxima revisión me tocaba hacer Correa de Distribución... En su día cuando me lo comunicaron sonaba muy bien hasta que me dijeron que la update iría acompañada de una minuta de unos 500 machacantes, sin contar la revisión, claro! Decidí esperar lo máximo posible arriesgando a que la correíta mantuviese su labor de distribuir lo que quiera que distribuya.

Llegamos puntuales a la revisión: Mi Hijo, mi Hija, yo y, claro, el coche! Todo pintaba perfecto! No había apenas gente y aquello apuntaba a que en pocos minutos saldríamos de ahí con una reluciente pegatina nueva y quemando rueda justo en la salida! Me gusta imaginarme justo en la salida del túnel de revisión, con el certificado en ristre, freno de mano activado y gas a fondo!!! y mientras el humo intoxica a los operarios gritarle: Qué??? Qué dice tu medidor de co2 ahora?
Instantánea de una operaria ITV buscando indicios criminales


Bueno... que se me va la olla! Empezamos a pasar por distintas fases. Aquello se hacía ameno ya que los niños preguntaban absolutamente todo, incluso al avinagrado joven que con su rasqueta nos quitó la pegatina por caducar y que ni se dignó a mirarles... Si lees esto, amigo operario, que te den por culo y un abrazo!

Llegamos a la zona de luces/claxon/limpia, etc...! Otro jovenzuelo infinitamente más simpático que el anterior empezó a revisar todo como era de rigor... Mira que he pasado la ITV veces pero nunca recuerdo lo que hacen así que estuve apunto de golpearle en el cogote cuando el zagal asomó por mi ventanilla y agarró los mandos de las luces.

Me llamó la atención que empezó a girar sin parar el mando de las antiniebla! No paraba! Yo no hacía más que ver los testigos luminosos del tablero de mandos encenderse y apagarse para luego mirar a mi izquierda y ver la cara del chico sonriendo! Yo creí que había descubierto el funcionamiento de las luces por primera vez y no podía  parar de activarlas/desactivarlas cual bebé que descubre el interruptor de la luz! Seguimos adelante y tras unos cuantos traqueteos violentos, frenazos forzados, etc... vamos a parar a la última estación en la cual el inspector jefe otorga el título!

Yo ya me veía lanzando la gorra al aire como recién graduado en West Point cuando el tipo dice: "vaya... no le funciona la luz antiniebla trasera! Es obligada, así que deberá arreglarla y volver. Aparque ahí fuera, venga y le explico como proceder". Yo sólo acerté a decir un lacónico "que no funciona?".

Una vez aparqué decidí probar la luz que hasta unos minutos antes funcionaba. Era falso! No fallaba la luz antiniebla trasera... fallaban las 2!!! Qué le habían hecho a mis luces? Se las había cargado el chaval que recién había descubierto la energía eléctrica luminaria automotriz??? El encargado del lugar me indicó que tenía 15 días para solucionar el asunto y que entonces pasase directamente sin cita previa y que me atenderían enseguida. También me indicó que no debía circular más que para solucionar el problema y volver a la ITV...

A este fijo que le pasaron la ITV. Las anti nieblas le funcionaban a la perfección.


Perfecto y sin problemas! Total... sólo tengo que ir a buscar a mi mujer al trabajo y acompañar a mi madre al hospital por la tarde, en Barcelona, por supuesto! Decidí tragando saliva no sin dificultad que haría como Hommer Simpson... cerraría los ojos pues si no lo veo no es ilegal... pero aun estaba tomando la decisión cuando mi hijo me decía con verdadera preocupación que en el cole les habían explicado que era muy grave el no llevar la ITV al día... Mientras asimilaba los nuevos contenidos de Educación, mi hija no hacía más que repetir "Papa, nos han suspendido?".

Decidí ir al mecánico pues no estaba muy cerca del lugar con la intención de dejarle el coche al día siguiente pues si o si lo necesitaba el día de autos (que graciosa y apropiada expresión!)… ya de paso me haría un cinturón con mis propias tripas y que le distribuyesen la correa, o correasen la distribución, o lo que me habían dicho... Me dijeron que la broma ascendería a unos 800 euros. El mecánico sacó una de esas luces que en las películas descubren manchas invisibles de sangre incluso borradas con KH7 y empezó a mirar el coche por todos lados!

Buen hombre! Le he dicho que no me han pasado la ITV, no que lleve un cadáver en el maletero! Soy inocente... casi... !!! El mecánico pareció escuchar mis pensamientos y me dijo que estaba revisando frenos, neumáticos… y que por cierto, debería ir pensando en cambiar las cubiertas delanteras. Yo miraba el dibujo de las mismas y le dije que en la actualidad tal vez no, pero que hace 2 años en plena forma física de 58 kilos de puro marchador podría meterme en los surcos del Michelín sin miedo a ser descubierto! Él me aclaró que el dibujo estaba bien pero que la rueda estaba un poco agrietada... Agrietada? Agrietada estaba mi cuenta corriente! Le dije que podría agrietarse un poco más... y que hiciese lo que habíamos acordado, correaje distributivo y revisión... que si me decía que eran 800 me hacía al cargo que luego serían 1000...

Tras nuestras negociaciones me indica que, oh sorpresa, por primera vez en la historia del taller en el que siempre me dejaban dejar el coche incluso antes de llamarles no tenían sitio hasta dentro de semana y media!!! Yo ya sufría con tener que cometer un gran delito y conducir sin pegatina durante el día de hoy... así que a ver como lo hacía durante 10 días! Tras sufrir una especie de ataque de apoplejía me dijo que se lo llevase al día siguiente y que me lo tendrían listo el viernes (fecha en la cual escribo estas letras).

Dirigí el ilegal auto al parking (si, el de la excavadora! que ya os expliqué hace 2 entradas). Una vez allí leí la nota de los señores de la ITV. "Fallo Grave". Grave, si, gravísimo! Una maldita luz que funcionaba hasta que un ilusionado operario empezó a retorcer el pomo que accionaba el sistema como si fuese el pescuezo de su peor enemigo! Empecé a toquetear el mando, estirar, empujar... decidí que había que aplicar lo único que de verdad funciona con la alta tecnología: la violencia!

Foto de mi coche saliendo de la inspección


Golpeé el mando y algo pareció encajarse! A ver... si se encajó es que algo o alguien (no me quito la cara sonriente del chico de la ITV) lo había desencajado! Empecé a probar sin parar el encendido y apagado de las luces como si fuese un demente y no fallaban ni una sola vez! Pero el karma me acompañaba ese día y seguro que si acudía a la ITV fallaría justo entonces! Decidí llevar a los niños a casa y alimentarles...

Tras avituallarles volvimos al parking. No podía dejar de pensar en la frase "fallo grave"... De verdad era un peligro? A ver... un peligro era ponerle las llantas tipo Ben-Hur, o llevar El Anillo Pa Cuando sonando a todo trapo! Si hubiese estado escuchando el CD de Cryptopsy que llevo siempre a mano lo hubiese podido entender!... El caso es que sintiéndome como si acabase de atracar un banco y escapase en un vehículo robado, fui a buscar a mi mujer. Durante todo el camino poseído por el Dios de la luz, no hacía más que encender/apagar las luces. Incluso los niños tuvieron que advertirme que estuviese por la conducción!

Cuando Vanesa apareció saliendo del trabajo le dije "Cariño... nos vamos a la ITV". No os hace falta que os diga que encendí las anti nieblas más veces que veces apreté el embrague.

Tal y como me dijeron, me salté todas las colas (seguían sin haber muchas) y aun esperando que otro operario me hiciese pasar me bajé del coche para comprobar como las luces estaban encendidas. Lo estaban pero ni aun así lograban penetrar en mi nublada mente, embotada por los acontecimientos!

El nuevo chico me hizo pasar. Le indiqué que esa misma mañana habían detectado un problema y que "ya lo había solucionado". Probó y sin ningún problema! Me felicitó por mi prontitud y colocó la nueva y flamante pegatina! De repente, sin mecánico de por medio y gracias a un castañazo bien dado, mi coche había pasado de ser un vehículo bomba cargado de metralla a un vehículo ejemplar! Mis hijos tenían una cara de felicidad absoluta! Erik me chocaba la mano y Helia repetía "Papa! Hemos aprobado!".

Mis nuevas dotes de mecánico nihilista me hicieron plantearme el pasar de la revisión, la correa de marras, etc... creí durante unos minutos que si golpeaba con fuerza el motor la susodicha y cara correíta (Que por lo menos debía ser una especie de cinturón de Prada a juzgar por el precio) no se atrevería a romperse, pero decidir no jugar más a la ruleta rusa, y menos ese día en la que todos los huecos del cargador del revolver del destino estaban cargadas.

Ya sabéis! No es necesario que hagáis ningún tipo de revisión pre-ITV a vuestro coche! Todo está en las manos más o menos chistorrudas del operario que os toque! Os dejo, que vengo de soltar los 775 euros que finalmente me ha costado la otra parte de la película... voy a golpear el teléfono con la web del banco en pantalla, a ver si consigo una devolución... podría funcionar, no?

2 comentarios:

  1. Bueno Hermano, está claro que tu vehículo es una fuente, no diremos inagotable, pero sí abundante en anécdotas y acontecidos, ¡¡toda una suerte para las épocas de sequía creativa jejjeje
    He de reconocer que mi ética en lo referente a las ITV's es un poco bastante más relajada que la tuya: mi Stilo estuvo recientemente casi un año circulando con la pegatina caducada desde hacía, pues eso, ¡¡casi un año!! Y ahora que te leo, me acuerdo de que nuestro otro vehículo (una Scenic que llegó a la familia poco antes que Aldara), debe estar a punto de entrar en zona roja de ITV, si es que no está ya fuera de cuentas... Tengo que revisarlo porque no recuerdo cuándo vence.
    Antes te llegaba una cartita de Tráfico avisando del pronto vencimiento de la pegatina: me vendría bien que recuperaran esa costumbre, lo podrían hacer vía SMS o mail, para ahorrar papel...
    Como siempre, me ha encantado leerte!!!
    Un abrazo!!! Wassail!!!

    ResponderEliminar
  2. Hermano... más que crisis creativa la tengo temporal! Por suerte el C3 aun me va dando alegrías, aunque sea en forma de momentos para reír mientras se recuerdan con cierta distancia respecto a la situación!

    Aquí ibas a tener difícil lo de la pegatina caducada... muchas cámaras de tránsito te empapelan sólo con pasar! Hace ya eones con mi vieja y querida Honda CRM si que me pararon a hacer un control de alcoholemia (volviendo de trabajar en turno de noche...) y la llevaba pues eso... otro añito caducada! Todo quedó en "sabe usted que lleva la ITV caducada? Voy a hacer que no lo he visto pero pásela"! Hoy en día me pegan un tiro allí mismo! jajaja

    Un abrazo! Wassail!!!

    ResponderEliminar